Medidas Estatales para Los Trillizos en RPD de Corea

280

Hace poco la Casa de Maternidad de Pyongyang dio lugar al nacimiento de los trillizos por vez 488ª, motivo por el cual un periodista se entrevistó con Kim Kyong Chol, director del Ministerio de la Salud Pública, para hablar de las medidas sociales para los trillizos.

Periodista: Quisiera conocer desde cuándo Corea los rodeaba con atención solícita.

Director: Data del mes de julio de 1947 cuando el Presidente Kim Il Sung publicó su inmortal obra clásica “Sobre tomar medidas para la crianza de los trillizos”. Informado del nacimiento de los primeros trillizos en el país liberado (agosto de 1945), el Presidente dio muestras de gran alegría calificándolo de un síntoma de que prosperara la nación, y orientó poner a los bebés y su madre bajo la atención especial de los médicos y enfermeras y asegurar cuantas condiciones requiriera la crianza.

Un ordenado sistema de criar a los trillizos bajo la total responsabilidad del Estado lo garantiza por entero la Ley de la crianza y la educación de los niños de la República Popular Democrática de Corea, aprobada en la VI sesión de la V Legislatura de la Asamblea Popular Suprema en abril de 1976.

El documento estipula que al Estado le incumbe suministrarles gratis ropas, frazadas y productos lácteos para un año, pagarles subsidios de crianza hasta la edad apta para asistir a la escuela y hacer que los médicos asuman por separado el cuidado de ellos y su madre.

Periodista: Dígame, por favor, cuáles son los beneficios que se dan a tantos trillizos que han nacido hasta la fecha en nuestro país.

Director: El Estado no escatima nada para ellos, considerando su nacimiento como síntoma de la prosperidad del país como señalara el Presidente.

La mujer diagnosticada como embarazada de trillizos se traslada a la Casa de Maternidad de Pyongyang, independientemente del lugar de su residencia, y permanece hospitalizada en ella durante varios meses anteriores al parto. La atención continúa hasta que el peso corporal de los bebés llega a 4 kg. Su plazo supera aproximadamente 200 días. Los gastos corren todos a cargo del Estado.

Al salir de la Maternidad, los trillizos se desplazan al hospicio y luego al orfanato, todos bien acondicionados, localizados en sus respectivos lugares de residencia.

En el caso de ellos el Estado regala al varón el cuchillo con vaina de plata y a la hembra el anillo de oro, artículos que llevan esculpida la fecha de nacimiento; y con sus padres suceden lo mismo.

Durante su crecimiento se benefician del sistema estatal de chequeo y atención médica al que están incorporados tanto los hospitales centrales como los centros pediátricos de todas las provincias y determinadas policlínicas.

Los privilegios estatales no solamente se limitan a ello.

De paso puede añadirse que todas las mujeres del país reciben el servicio médico gratuito bajo un ordenado sistema correspondiente según el cual realizan sus labores las maternidades provinciales, las secciones gineco-obstétricas de los hospitales urbanos, distritales y comunales, con la Casa de Maternidad de Pyongyang como centro. Además, se ponen en vigencia las vacaciones antes y después del parto y otras medidas populares.

Procuraremos lograr que el pueblo coreano disfrute a plenitud de los beneficios del sistema socialista de salud pública de nuestro país.

DEJA UNA RESPUESTA