El camarada líder Kim Jong Un recibe cordialmente al compañero Vladimir Vladimirovich Putin

90

Pyongyang, RPDC. Jun. 19, (ACNC).- En este período importante en que, a través de sus relaciones de amistad, la República Popular Democrática de Corea y la Federación Rusa emergen como un inexpugnable baluarte estratégico que defiende la justicia, paz y seguridad mundiales y como locomotora que impulsa la construcción de un nuevo mundo multipolar, tuvo lugar en Pyongyang otro encuentro histórico de sus dos mandatarios comprobando una vez más el carácter inquebrantable y sólido de la amistad y unidad de ambos países.

El Aeropuerto Internacional de Pyongyang estuvo decorado para recibir cordialmente como huésped del Estado más distinguido al Presidente de la FR, Vladimir Vladimirovich Putin, quien visitaba a la RPDC cumplimentando una invitación del estimado compañero Kim Jong Un, Secretario General del Partido del Trabajo de Corea y Presidente de Asuntos Estatales de la RPDC.

Flameaban en las astas las banderas de ambos países.

Acudieron al aeropuerto el titular Alexandr Matsegora y otros miembros de la embajada rusa acreditados en Corea.

Kim Jong Un fue al aeródromo para recibir a Vladimir Vladimirovich Putin.

Cuando el avión del Presidente ruso arribó al aeropuerto, Kim Jong Un sostuvo con él un encuentro emocionante.

Intercambió saludos con Putin con un apretón de manos y abrazo fuerte expresando su gran alegría de reunirse de nuevo con él en Pyongyang a más de 270 días del encuentro en el Cosmódromo Vostochny en septiembre de 2023.

El visitante ruso expresó gran alegría por su visita a Pyongyang y agradeció sinceramente a su homólogo coreano por haberle acogido cordialmente en el aeropuerto.

Una trabajadora coreana entregó al huésped un ramo de flores.

El dignatario ruso estuvo acompañado del canciller Serguei Lavrov; el primer vicepremier del gobierno, Denis Mantrov; el vicepremier del gobierno, Alexandr Nobak; el subjefe de la administración presidencial y secretario de prensa del presidente, Dmitri Peskov; el asesor del Presidente para la Política Exterior, Yuri Ushakov; el ministro de Defensa, Andrei Beloussov; el ministro de Recursos Naturales y Ecología y presidente de la parte rusa de la comisión intergubernamental para la cooperación comercial, económica y científico-técnica entre la FR y la RPDC, Alexandr Kozlov; el ministro de Salud Pública, Mijail Murashuko; el ministro de Transporte, Roman Starovoyt, y otros.

Kim Jong Un subió al carro de uso exclusivo del Presidente ruso para guiarle hasta su residencia.

Pasando por las avenidas hermosas de Pyongyang que ofrecían un panorama nocturno maravilloso, los mandatarios departieron con franqueza intercambiando los recuerdos emotivos y manifestaron su deseo de que el encuentro sirviera para desarrollar con certeza las relaciones bilaterales conforme a la aspiración y voluntad de ambos pueblos.

Finalmente, llegaron a la Casa de Huéspedes del Estado Kumsusan.

Kim Jong Un condujo a Putin a su interior y ambos continuaron charlando con amenidad.

La visita a la RPDC que el dignatario ruso efectúa en un tiempo en que la amistad y cooperación de ambos países alcanzan su plena madurez acaparando la atención del mundo, reviste una gran importancia por impulsar fidedignamente el desarrollo estratégico y orientado al futuro de los vínculos Corea-Rusia, comprobados por la historia a través de las generaciones y los siglos, así como propulsar enérgicamente la causa de la construcción de la potencia, que anhelan los dos pueblos.

-0-

 

DEJA UNA RESPUESTA