Refuta Marruecos acusaciones de Amnistía Internacional sobre espionaje telefónico

126

Las autoridades marroquíes refutan las alegaciones del último informe de AI y le llaman a corroborar su contenido con pruebas. Las autoridades públicas marroquíes refutaron categóricamente las alegaciones contenidas en el último informe de Amnistía Internacional (AI), y llamaron a la organización a aportar las pruebas que corroboraran su contenido.

Las autoridades públicas indican, en un comunicado, que recibieron, el viernes, a Mohamed Sektaoui, director ejecutivo de AI en Marruecos, y expresaron su asombro por las alegaciones contenidas en el último informe de esta organización, con fecha del 22 de junio de 2020, que se refiere a contactos con las autoridades marroquíes antes de su publicación.

Las autoridades niegan haber sido contactadas por Amnistía y subrayan que la publicación de este informe y la movilización de 17 órganos de prensa de todo el mundo para transmitir alegaciones infundadas se enmarcan en una agenda dirigida contra Marruecos.

Una parte de esta agenda está vinculada a círculos que profesan odio al Reino, mientras que otras forman parte de una lógica de competencia entre agrupaciones económicas en torno a la comercialización de equipos utilizados en la inteligencia, subraya el comunicado.

Durante esta reunión, se informó al director ejecutivo de AI que dicho informe no aportó las pruebas tangibles sobre el presunto vínculo de Marruecos con la infiltración de los teléfonos de ciertas personas, lo que demuestra que los autores del informe no disponen de ninguna prueba tangible para corroborar estas alegaciones, precisa la misma fuente.

Asimismo, agregó que se trata de una convicción de las autoridades públicas marroquíes desde la publicación del informe anterior de Amnistía en octubre de 2019. Por consecuencia, prosigue el comunicado, las autoridades marroquíes exigieron al director ejecutivo de Amnistía Internacional proporcionar lo antes posible, las presuntas pruebas
tangibles, para permitir que Marruecos haga lo necesario para proteger los derechos de sus ciudadanos.

A la espera de una respuesta oficial detallada, las autoridades marroquíes recuerdan que, tras varios años de suspensión de la cooperación con esta organización, no observaron ninguna evolución en su enfoque que pueda distanciarla de los desvíos contrarios a las normas de defensa de los derechos humanos en su dimensión universal, lejos de los cálculos de los
lobbies y de los centros de presión desfasados de la protección de estos derechos.

DEJA UNA RESPUESTA