Corin Robertson, nueva embajadora de Reino Unido

658

La embajadora de Reino Unido, Excma. Sra. Corin Robertson (al centro en la foto de portada), presentó sus cartas credenciales ante el gobierno mexicano. El presidente Enrique Peña Nieto, en presencia del secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Luis Videgaray, Robertson se acreditó como representante de la Reina Isabel II de Inglaterra, en nuestro país, en sustitución de su colega Duncan Taylor, quien partió a suelo británico el pasado 19 de octubre.

La nueva diplomática destacó la necesidad de intensificar las relaciones entre México y Gran Bretaña, sobre todo en un momento de incertidumbre global. Robertson se comprometió a hacer todos sus esfuerzos por fortalecer la cooperación bilateral.

De igual manera, Corin Robertson, a nombre del Gobierno Británico, aseguró que habrá una relación positiva con la nueva administración del país, con la que se pretende concretar proyectos en materia de cambio climático, educación, estado de derecho, servicios financieros, ciudades del futuro y energía. Mencionó que el Reino Unido invertirá alrededor de $5 mil millones de pesos en fondos de programas para los próximos cuatro años con el objetivo de promover el desarrollo socioeconómico y reducir la pobreza y desigualdad.

“Nuestra fraterna relación bilateral se ha fortalecido en los últimos años. Y yo, como embajadora, quiero seguir construyendo una alianza aún más profunda en los años por venir”, sostuvo la nueva Embajadora Británica en México.

Como parte de la ceremonia, los Embajadores residentes en México que también entregaron sus cartas credenciales fueron: Carlos Enrique Cáceres Chávez, de El Salvador; Domingo Arteaga Echeverría, de Chile; Lars Steen Nielsen, de Dinamarca; Victor V. Koronelli, de Rusia; Muzafaar Shah Mustafa, de Malasia; Maciej Tadeusz Ziętara, de Polonia; Eric Mayoraz, de Suiza; Juan López-Dóriga Pérez, de España; Jason Keats Hall, de Jamaica; Peter Tempel, de la República Federal de Alemania; y Mohammed Jassim M.A. Al-Kuwari, de Qatar.

DEJA UNA RESPUESTA