Consideran contradictoria la actitud de Trump en la OTAN

0
352

En lo que parece un cambio de 180 grados, Donald Trump pidió ante los miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), la misma que en enero pasado dijo que era obsoleta y caduca, “centrarse” en derrotar el terrorismo, controlar la inmigración y hacer frente a las amenazas de Rusia.

En las cercanías de un monumento colocado en homenaje a las víctimas de los atentados terroristas del 11 de septiembre, Trump recordó a las víctimas de esos atentados de 2001 y también a las del ataque suicida del lunes pasado en Manchester (Reino Unido), por las que pidió guardar un minuto de silencio.

Tal vez esto no sería una gran sorpresa, pues todos los mandatarios estadounidenses suelen hacer estos homenajes, pero sí que Trump lo hiciera ante el Artículo 5 del Tratado de Washington, que es el acta de nacimiento de la Alianza Atlántica.

Ahí, el magnate inmobiliario hizo un llamado para “eliminar” a los grupos extremistas, mismos a los que calificó de “asesinos” y volvió a llamar “perdedores”; como hizo tras el atentado de Manchester. Expertos internacionalistas han llamado la atención sobre este hecha, ya que grupos extremistas como el Ku Klux Klan y otro supremacistas blancos, fueron los que votaron en su favor y le ayudaron a llegar al poder.

En lo que parece más una actitud burlona que sincera, el empresario neoyorquino dijo a la primer ministro británica Theresa May, que “todas las naciones lloran hoy aquí con usted y están junto a usted”. Pero no explicó nada sobre las filtraciones del atentado en la prensa estadounidense; un hecho que molestó grandemente a Londres, a tal grado que decidió suspender todo intercambio de información clasificada bilateral.

Por supuesto, Trump no olvidó aquello de que los aliados atlánticos deben cumplir con sus cuotas y aportaciones para garantizar la defensa común ante lo que llamó las “muy reales y feroces amenazas actuales”, pero tampoco lo pidió con la misma vehemencia que lo había dicho meses atrás.

Asimismo, subrayó que la bloque aliado debe enfrentar las amenazas desde Rusia. Pero esto sólo lo dijo, porque no expresó cuál sería la estrategia a seguir para repeler dichas presiones desde Moscú. Nuevamente, su predilección por Rusia se dejo sentir, a pesar de que está siendo investigado pro el FBI sobre la llamada Trama rusa.

DEJA UNA RESPUESTA