Advierte Trump con usar al ejército para contener la caravana migrante

568

a amenaza ya está en el aire. La caravana migrante que intenta cruzar por México hacia Estados Unidos se enfrentará a una situación difícil una vez que lleguen a la frontera norteamericana. En menos de una semana, el presidente Donald Trump advirtió que suspendería la ayuda financiera que provee a Honduras, si sus autoridades no impedían la marcha migrante, dos días después dijo que desplegaría a la Guardia Nacional para sellar su frontera. Este lunes, aumentó el nivel de la amenaza al decir que también usaría al ejército para bloquear al grupo de caminantes.

El magnate inmobiliario también extendió su amenaza de dejar el financiamiento a El Salvador y Guatemala por haber fracasado en impedir que los migrantes cruzaran sus fronteras poniendo a su país en lo que él calificó como una “emergencia nacional”.

“A partir de ahora vamos a empezar a cortar, o reducir sustancialmente, la tremenda cantidad de ayuda externa que habitualmente les damos”, indicó Trump.

El grupo inició su éxodo con 3 mil personas, al día de hoy suman más de siete mil y avanzan por el estado de Chiapas.

“Cada vez que vemos una caravana o a personas entrando ilegalmente o intentando entrar ilegalmente al país, yo pienso en los demócratas y los culpo por no darnos los votos para cambiar nuestras patéticas leyes de inmigración”, dijo Trump.

Este lunes, señaló a México por su incapacidad para detener la caravana y señaló que ésta ya está infiltrada por miembros extremistas.

“Lamentablemente, parece que la policía y los militares de México son incapaces de detener la caravana que se dirige a la frontera sur de Estados Unidos. Criminales y personas de Medio Oriente no identificadas están mezclados”, dijo Trump en Twitter. “Yo alerté a la patrulla fronteriza y a los militares de que esto constituye una emergencia nacional”, agregó.

El grupo ha recorrido 700 km desde la ciudad hondureña de San Pedro Sula, de donde partieron el 13 de octubre, hasta Ciudad Hidalgo, en Chiapas, al sur de México. Entre los migrantes se cuentan muchas mujeres con sus bebés y niños y esperan cruzar el territorio nacional en 30 días hasta llegar a la frontera estadounidense.

DEJA UNA RESPUESTA