Los sueños y esperanzas asegurados por la política del Estado

312

La emocionante política del amor a la generación venidera que fue adoptada conmoviendo a todo el país en el IV Pleno del VIII Período del Comité Central del Partido del Trabajo de Corea, que hizo un balance victorioso del preludio del inmenso cambio y desarrollo de la construcción socialista, está concentrando la atención de todo el mundo.

En medio de que las medidas especiales por las generaciones futuras son tomadas en cada reunión importante en la cual se discuten las políticas del Partido y del Estado, esta vez fue tomada una medida importante de suministrar sin falta a todos los estudiantes del país uniformes escolares de nueva forma y mochilas de calidad a expensas del Estado.

No se puede pensar en tal realidad que asombra al mundo, al margen del amor del estimado camarada Kim Jong Un, Secretario General del Partido del Trabajo de Corea quien diciendo que producir y ofrecer a los estudiantes nuevos uniformes no constituyen un trabajo que se hace cuando tiene dinero y no se hace cuando no lo tiene,  sino que es un trabajo que se debe hacer a toda costa e incondicionalmente fijó este asunto como una política.

En el mundo hay más de 1200 millones de niños que son forzados a sufrir una vida trágica en medio de las amenazas de conflictos armados y pobrezas, el número de niños que perdieron el derecho al estudio llega a 123 millones, 1 de cada 10 niños es forzado al trabajo infantil y 1000 millones de niños son víctimas de violencias y maltratos…

Como demuestran estas cifras, los niños que están en la edad escolar tienen que salir al campo de batalla vestidos de uniformes militares en vez de uniformes escolares y vaguear sin rumbo dejando sus queridas tierras natales con bolsas de refugio en vez de mochilas escolares. Este es el aspecto trágico de los niños que se puede presenciar a menudo en cualquier parte del mundo actual.

Pero hay un país donde el Estado hace florecer los sueños preciosos de los niños con responsabilidad en lugar de las decenas de millones de padres. Este país es la Corea socialista.

Gracias al cálido amor del gran padre que dedica inmensos esfuerzos por la generación venidera aún en medio de la crisis de salud pública global, todos los niños de esta tierra hacen florecer sus hermosos sueños usando nuestras queridas mochilas y útiles escolares como “Sonamu” (pino), “Mindulle” (dientes de león), “Haebaragi” (girasol) y “Durumi” (cigüeña).

La RPD de Corea, donde los preciosos sueños y esperanzas de la generación venidera son asegurados por la eterna política estatal de la República bajo el amor cariñoso del padre verdadero que no tiene fin, aunque tiene un comienzo, es elogiada como el paraíso de los niños que todo el mundo envidia.

 

DEJA UNA RESPUESTA