Mohammed VI, plantea logros de Marruecos en la visión panafricana

187

La Fundación Global África Latina como organización de la sociedad civil que busca unir África y América Latina, destaca el impecable discurso con acento panafricano, moderno y cooperante de su majestad el Rey Mohammed VI. Objetivamente a juicio de la FGAL, el monarca ha efectuado un balance positivo y con justa razón de sus 20 años en el trono, donde asume igualmente con sentido de futuro  que “los efectos del progreso” no han llegado a todos los sectores de la sociedad, siendo una asignatura en la que llama a comprometerse al pueblo marroquí.

Estimamos que el discurso pronunciado en Tetuán es un llamado a avanzar en las grandes transformaciones y estimar un nuevo modelo de desarrollo, el balance de este discurso es objetivamente la brújula que señala el camino entre la transformación y la historia, el pasado y el futuro de una nación pujante y emergente.

Es importante también destacar los avances en materia de convivencia social llevados a cabo en Marruecos, el aporte de  importantes derechos a las mujeres, niñez y adultos mayores por el impulsados, las Instancias de Equidad y Reconciliación, que investigó los atentados contra los derechos humanos en el reinado de Hassan II o de la vigente Constitución de 2011; aspectos que hablan de un sólido liderazgo y sentido de apertura y autocrítica. Es quizás, el llamado a la sana convivencia democrática y dar nuevos impulsos al desarrollo aspectos del todo destacables del mismo.

Su reflexión de la urgente necesidad de evitar el ostracismo en algunos ámbitos, y su consejo de facilitar la apertura comercial “para atraer inversiones” es un signo de gran solidez política; una mirada de estadista y sentido de pertenencia con su nación y los desafíos de un Marruecos fuerte y moderno como puente de África y Europa.

Claramente en cuestión de paz, seguridad y crecimiento bajo estos 20 años Marruecos ha destacado dentro del vecindario, su gestión nutrida de una historia de éxitos, si se tiene en cuenta el entorno de un Sahel en combustión”; una Argelia que no ha sabido aprovechar su riqueza energética y liderada por una cruel mano militar, por una Libia anclada en el caos y un Egipto más represivo que nunca”.

Esas voces ensalzan el afianzamiento de las relaciones con la Unión Europea, los derechos otorgados a las mujeres con el Código de Familia desde el 2004, las grandes obras de infraestructuras que se ven de norte a sur del país, el impulso a la industria automovilística local y el permanente llamado al turismo como motor de visibilidad e imagen país; Su Majestad es un claro signo de cambio, entre modernidad y tradición, continuidad y cambio pro desarrollo.

*El autor es presidente de la Fundación Global Africa Latina.

Foto portada: Fadel Senna, AFP

DEJA UNA RESPUESTA