La Judicatura marroquí deplora la distorsión de procedimientos legales en el caso

106

El Consejo Superior del Poder Judicial (CSPJ) de Marruecos deploró, este lunes, la distorsión de datos relacionados con juicios en curso ante los tribunales y lanzamiento de campañas mediáticas destinadas a transmitir datos incorrectos o truncada en la opinión pública, así como la explotación con mala fe en la confidencialidad de las investigaciones judiciales mediante la presentación de información contraria a la verdad de los expedientes ante los tribunales.

En reacción a un comunicado de prensa de Amnistía Internacional con el título «Acción urgente por la liberación del periodista Omar Radi ”, la CSPJ indica que este afectaría la reputación de la justicia y debilitaría la confianza en sus decisiones, pidiendo a «Amnistía Internacional» que se abstenga de interferir en sus decisiones y sus veredictos.

El Consejo reafirma en un comunicado de prensa que seguirá comprometido con el cumplimiento de su deber constitucional de proteger la independencia del poder judicial y
preservarlo contra cualquier injerencia en sus decisiones, instando a los magistrados a
apegarse a su independencia y no ceder a las influencias que pudieran sufrir, cualquiera que sea la fuente, para referirse en sus veredictos sólo a la ley y principios de justicia y equidad y respetar los derechos de las partes y sus promover todas las condiciones para un juicio justo.

El Consejo subraya que el comunicado de prensa publicado por la ONG, a través del cual
lanza un llamamiento internacional para presionar a las autoridades marroquíes para que
para obtener la liberación de este periodista contiene varias denuncias independencia del poder judicial, prestando a la injerencia del gobierno e incitando influencia en sus decisiones.

En su declaración, Amnistía también presentó exageradamente ciertos procedimientos legales que son todos normales y se mencionan ciertos hechos de una manera caricaturizada, mientras vincula el enjuiciamiento del individuo en relación con su profesión de periodista, contrariamente a las realidades contenidas en expedientes judiciales, señala la CSPJ.

En cuanto al intento de influir en la justicia y socavar su independencia, la CSPJ indica que el comunicado de prensa de Amnistía está contaminado con flagrante independencia del poder judicial, alentando apelaciones intensos esfuerzos para presionar al jefe del gobierno marroquí para obtener la liberación del señor Omar Radi, omitiendo que mediante este acto se ignora que el La justicia en Marruecos es independiente del gobierno en virtud del artículo 107 del Constitución, que cualquier persona que no esté autorizada a interferir con los veredictos de magistrados y que la CSPJ es garante, en virtud del artículo 109 de la Constitución y el artículo 2 de la ley orgánica del Consejo, la conservación de independencia del poder judicial y prohibir cualquier influencia sobre los magistrados en
sus veredictos.

El comunicado, a través del cual la ONG insta a presionar al jefe de gobierno, presenta una versión de los hechos contraria a la realidad, imaginando el curso del juicio del interesado al margen de la ley y esto, con miras a simpatía de la gente del dibujo para recoger el mayor número de llamamientos utilizar en sus medios de comunicación la presión sobre la justicia, ignorando medidas y procedimientos legales que rigen la acción de la justicia, y las disposiciones de Convenciones internacionales relacionadas con la justicia justa que proporcionan un marco para procedimientos judiciales en Marruecos y que son el único marco legítimo en los juicios de los litigantes y en los que se basan los tribunales para
Absolverlos o acusarlos, especifica la CSPJ.

Por tanto, agrega, tal comportamiento es indigno de una asociación de derechos humanos, que pretende defender los derechos y libertades legítimas de personas y grupos, ya que incita a las autoridades ejecutivas por un lado e individuos, por otro lado, para presionar al sistema de justicia para que libere a una persona en prisión preventiva en espera de juicio en el tribunal independiente del gobierno, neutral y sin relación con afiliaciones políticas o ideológicas de partidos, gobiernos, parlamentos u otras instituciones u organizaciones.

Por tanto, el Consejo recuerda que la defensa de los derechos humanos no se puede hacer
influyendo en la justicia y tratando de debilitarla, sino más bien apoyando su independencia y confianza en él. Al contrario de lo que se ha transmitido a través del comunicado de Amnistía, prosigue la CSPJ, el juicio en curso contra del Sr. Omar Radi no tiene nada que ver con sus escritos periodísticos, sino más bien con su acusación de violación y atentado al pudor con violencia en la base una denuncia presentada por una mujer, por un lado, y una brecha de seguridad Estado externo a través de contactos directos con funcionarios de una agencia del exterior, concluyó el comunicado de la CSPJ.

Con información difundida por la agencia MAP

DEJA UNA RESPUESTA