El fin de los tiempos

120

Últimamente me he preguntado en diferentes ocasiones, si en verdad estamos presenciando “el fin de los tiempos”, como la forma de vida moderna que hemos estado viviendo. Nos hemos acostumbrado a la paz electoral, a la ausencia de conflictos armados de grandes proporciones mundiales, a la democracia, y luchamos por mayor libertad de genero, de decisiones como el aborto, etc.

La tecnología ha superado toda expectativa e imaginación. Y somos capaces de reconocer un rostro en unos segundos con una herramienta tecnológica, sabemos quien nos esta llamando, los bancos y los gobiernos nos identifican con absoluta impunidad. Vivimos un mundo modernos y altamente tecnológico, de aparentes libertades y paz.

Sin embargo, todo eso que creemos haber ganado con luchas históricas se esta derrumbando o mas bien, lo están derrumbando los políticos. España acaba de vivir la segunda vuelta de elecciones generales, en una España compleja y dividida, gran cantidad de partidos políticos y un sistema electoral que obliga a tener una cantidad de escaños para poder gobernar, o a realizar coaliciones sino se consigue la mayoría en solitario. Ante este
escenario tal parece que nadie se puede poner de acuerdo, todos muestran sus cartas y defienden su postura.

Me pregunto: ¿ Quien desea el bien para el groso de los españoles? Los de a pie, los que salimos a trabajar todos los días porque sino lo hacemos perdemos casa y todo lo que tenemos. Al menos yo, tengo la sensación de que a ninguno de los partidos políticos le importa un comino lo que a mi me pase, y por mi, me refiero a ti lector, a cada uno de nosotros, seres individuales que solo queremos seguir viviendo en paz y libertad, y que los que gobiernen sean medianamente inteligentes para saber guiar a un país.

En Europa misma, encontramos la controversia del Brexit. La mitad de la población quiere quedarse en Europa y la otra irse. No se ponen de acuerdo. Y por muchas nuevas elecciones que pudieran llegar a realizar, volverá a pasar lo mismo, tal como lo vemos en España, se presenta el binomio, o esto o esto. Por tanto estaremos siempre en una misma situación.

En América, observamos en varios países, grandes disturbios y conflictos. Gobernantes que quieren volver a posturas que han quedado comprobadamente demostradas como ineficientes, comunismo, dictadura. Haciendo un análisis de toda la situación mundial, detectamos países gobernados por gobernantes ineptos, que no poseen el carisma y las
capacidades reales ante un mundo que esta cambiando y exigiendo una real transformación.

El mundo tal y como lo conocimos en los últimos 50 años, esta caducando, se requiere una nueva versión a nivel mundial en la política, las sociedades y la economía. Sinceramente los gobernantes no están pudiendo con esto. Se requieren mas tecnócratas con capacidades y conocimientos basados en las nuevas tecnologías que sean capaces de dar soluciones basadas en hechos y no en conceptos políticos caducos. Creo que es necesario dejar en el pasado las facciones, los partidos políticos, y crear un grupo de hombres y mujeres técnicos en el gobierno, capaces de llevar a su país a niveles superiores en las diversas áreas, sin conflictos de facción, sector o grupo.

Los sectarismos están obsoletos y son los que están acabando con el mundo y están impidiendo una nueva versión universal. Los hombres que quieren gobernar en solitario y ser grandes lideres políticos o convertirse en dictadores, ya pasaron a la historia. En América estos hombres están acabando con sus países.

Mi análisis, es que los problemas que estamos viviendo a nivel político en los diferentes países, tienen en común el hecho, de que los políticos que se están guiando por políticas obsoletas ya no son capaces de dirigir países que necesitan transformaciones modernas, basadas en un nivel superior de ideas, en una nueva ciencia política, también está necesita ser llevada a una mejor versión, por tanto, debemos formar técnicos políticos que gobiernen sin bando ni color, y con objetivos claros, que den a todos un nivel de vida
apropiado con una paz real.

*La autora es politóloga, educadora y escritora.
Barcelona, noviembre 2019.

Foto: Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

DEJA UNA RESPUESTA