Rechaza Marruecos informes de Amnistía Internacional sobre espionaje telefónico a periodistas

158

Por Alain JOURDAN

(La entrevista con Nasser BOURITA fue publicada simultáneamente por el medio 24 horas de Suiza)

Los cargos de espionaje contra Marruecos son infundados» Amnistía Internacional ha afirmado que las autoridades escucharon a los periodistas marroquíes. Rabat lo niega.

No hay nada que mejore entre Marruecos y Amnistía Internacional. El 22 de junio, la ONG dijo que Las autoridades marroquíes utilizaron los servicios de la compañía de software israelí espía NSO Group para poner a activistas y periodistas bajo vigilancia totalmente ilegal; una acusación que generó una reacción de escalas sin precedentes. El contraataque es fuerte, Rabat niega haber utilizado el software ofensivo y denuncia el sesgo de la ONG.

Para el Ministro de Asuntos Exteriores del Reino de Marruecos, Nasser Bourita, es imposible dejar pasar el asunto sin reaccionar a ello.

¿Por qué reacciona tan vehementemente ante las acusaciones de Amnistía
Internacional?

Porque es un caso fuerte y totalmente equivocado. Rechazamos inequívocamente estos cargos. Lejos para estar en una dinámica de diálogo, llevaron a cabo una verdadera campaña mediática basada en acusaciones infundadas, engañando a varios medios y periodistas.

Intentaron hacer el enlace en su documento entre Marruecos y NSO, pero no hay evidencia para establecer y probar cualquier conexión y hasta ahora, han pasado semanas sin que sean capaces de justificar sus reclamos por datos verificables o evidencia.

Afirman que solo los estados pueden piratear teléfonos usando las redes que controlan a través de los operadores telefónicos. Pero hoy, dispositivos que imitan la señal de red y piratean teléfonos los móviles se venden en línea. También está el tono utilizado en sus publicaciones y tweets. No creemos que el nombre y la vergüenza sean la mejor manera de avanzar en las cosas, por más que uno se sienta tentado a hacerlo.

Pero el Secretario General interino dijo en una carta que ella respondió a su
solicitud…

El documento que nos envió no responde nuestras preguntas. Lo que esperábamos es un informe detallado que corrobore las acusaciones de espionaje. Hemos solicitado acceso a la trazabilidad del teléfono en cuestión, incluido software y hardware, para que las autoridades
marroquíes competentes puedan hacer su contrainvestigación adecuada.

Debido a que se requiere mucho trabajo para comprender cómo se pudo haber realizado el pirateo. Si alguien escucha a nuestros ciudadanos, y mucho menos a alguien externo, necesitamos saber quiénes son. Hoy, hay que decir que Amnistía no puede proporcionar ninguna evidencia y no estamos solos al decir esto.

El lunes, el tribunal de Tel Aviv desestimó la queja de Amnistía contra la empresa NSO, justificando esta decisión por el hecho de que Amnistía no demostró que el software estaba siendo utilizado por su gobierno. Otro caso donde Amnistía habla sin evidencia. Todo esto plantea serias dudas sobre su metodología. Y Marruecos no cederá ante este chantaje.

En su último informe, Amnistía afirma que su reacción demuestra que Marruecos no se siente cómodo con la libertad de expresión..

Dicha declaración barre con más de dos décadas de logros en derechos humanos, reconocidos por todos, y la construcción de instituciones y la consolidación de buenas prácticas para clasificarnos con la misma categoría que la de países que han cometido atrocidades reales contra su propia gente.

La declaración también ignora a las autoridades del país, su sociedad civil y sus ciudadanos. Cualquiera que conozca la realidad marroquí de cerca sabe que Marruecos no tiene problemas con la libertad de expresión. Nos enorgullecemos del dinamismo de nuestra sociedad civil y nuestro país ha hecho de su desarrollo una política de estado. Y eso debe ser reconocido. Y debe subrayarse que sólo para el año 2020, Amnistía publicó con total libertad siete informes tendenciosos sobre Marruecos, sin contar los aproximadamente 72 documentos que fueron abiertamente desfavorables para nosotros, sin que esto provocara ninguna reacción de las autoridades. No esperamos ser salvados, incluso menos halagados, pero las reformas emprendidas por Marruecos en el campo de los derechos humanos han sido marcadas con coraje y apertura.

Hoy, Amnistía Internacional dice que el reino está haciendo campaña contra él para desacreditarlo…

Sólo pedimos evidencia o una disculpa. Creemos que, fundamentalmente, Amnistía no tiene los intereses de Marruecos en el corazón, ni los de sus ciudadanos o sus instituciones.

¿Amnistía es la única organización cuyos informes le molestan?

Marruecos no está en esta lógica para cerrar la puerta a los informes que supuestamente nos hacen estremecer. Nuestro país no es alérgico a los informes de agencias internacionales ni a la interacción. Estamos sujetos a revisiones periódicas por parte de la ONU, y a veces de forma voluntaria porque creemos que esta interacción probablemente nos hará avanzar, para rectificar las cosas que deben hacerse.

Nuestra trayectoria no es perfecta, pero estamos progresando con calma en comparación con las expectativas de nuestros ciudadanos. Sin embargo, Marruecos tiene derecho a exigir una interacción basada en el respeto, y eso es lo que exigimos a Amnistía. Nos vimos obligados a pedirlo nuevamente en 2014 y aún hoy. Amnistía se ha tomado la libertad de hacer atajos y anunciar conclusiones definitivas, de «empaquetarlos» en una supuesta historia de espionaje para que sea atractiva para los medios.

También habría sido deseable que los medios retrocedieran un paso en los informes de esta organización. ¿Debemos recordar que tales acusaciones afectan tanto la seguridad nacional de un estado como las libertades individuales de sus ciudadanos? Esta doble dimensión impone muchas precauciones y matices en el tema. Criticamos a Amnistía por no cumplir con el deber de neutralidad y objetividad y por pecar por falta de profesionalismo.

Foto portada: Imagen de Jorge Henao en Pixabay

DEJA UNA RESPUESTA