Transformar el cambio climático en una dignidad social: Mohammed VI

214
El rey de Marruecos Mohammed VI.

El rey Mohammed VI de Marruecos hizo un llamado urgente a los países de la región del Sahel para combatir en favor de lo que denominó “una justicia climática”, que es una lucha por el acceso a una vida mejor y más digna y a un futuro brillante.

“La justicia climática no debe ser un mero eslogan. “Debe ser un requisito para todos nosotros: un requisito para dar a nuestras poblaciones acceso a recursos básicos”, dijo el Soberano en un discurso ante la Primera Conferencia de la Comisión del Clima para la región del Sahel, convocada en Niamey, la capital de Níger.

“El Sahel, en tanto que vínculo entre el Norte y Sur de Africa, se halla sujeto hoy en día a los considerables impactos del cambio climático”, agregó. “Por lo tanto, el mayor desafío consiste en abordar la cuestión del clima de manera eficiente, tomando en consideración al mismo tiempo los objetivos del desarrollo socioeconómico y respondiendo a los imperativos securitarios”.

La posición geográfica del Níger le otorga, naturalmente, una centralidad que le permite promover la estabilidad, la seguridad y el desarrollo de la región del Sahel y, por consiguiente, de todo nuestro continente.

Claramente se puede constatar que las amenazas climáticas que pesan sobre la región de Sahel son evidentes y afectan la vida cotidiana de las poblaciones, influyendo negativamente en el desarrollo socioeconómico y la estabilidad regional.

En este espacio estratégico, más que en cualquier otro lugar, constatamos que las condiciones de vida están íntimamente influidas por el medio ambiente.

La escasez de alimentos, la disminución de las reservas hídricas y la desertificación causada por el calentamiento global continuarán incitando a nuestros jóvenes al exilio, privando así a nuestro continente de una parte de fuerzas vivas,

Comisión Sahel

Tales amenazas exigen, por nuestra parte y de nuestros socios, una inversión masiva y una implicación plena para responder a las aspiraciones de las poblaciones y a los objetivos del desarrollo incluso.

La lucha por la justicia climática constituye, para las africanas y los africanos, un combate para acceder a una vida mejor y digna; así como una vía para un futuro prometedor.

No más un eslogan, una exigencia

En efecto, la justicia climática no debe ser únicamente un eslogan, sino más bien una exigencia para todos nosotros; la exigencia de otorgar a nuestra poblaciones un acceso seguro a los recursos básicos. De este modo, preservamos a nuestros jóvenes de la desesperación, evitando que caigan en las garras de organizaciones criminales y terroristas.

La movilización de los actores contra los efectos de devastadores del cambio climático no puede detenerse en las fronteras nacionales, sino que debe trascender todas las divisiones.

Así pues, la Cumbre de Acción Africana, celebrada por iniciativa nuestra en noviembre de 2916 en Marraquech, al margen de la COP22, ha constituido un acto político fuerte. En esta ocasión, lo jefes de estado africanos hemos lanzado una dinámica en torno a proyectos transnacionales ambiciosos y concretos, liderados por tres comisiones, en las que Marruecos es un socio fundador.

  • La Comisión de la Cuenca del Congo, presidida por la República del Congo;
  • La Comisión del Sahel, presidida por la República de Nigeria;
  • La Comisión de los Estados Insulares, presidida por la República de Seychelles.

El año pasado, se dio un primer paso con nuestros hermanos, el presidente Sassou Nguesso, Brazzaville, durante la primera cumbre de la Comisión del Clima de la Cuenca del Congo. En esta ocasión, se establecieron las bases de una movilización de las partes concernientes y de un enfoque innovador y audaz. Se trata de bases para acciones futuras, que aportan la esperanza y soluciones concretas para las poblaciones locales y regionales.

Con este mismo espíritu, nos reunimos aquí, en Niamey, para fortalecer nuestras acciones y su coherencia, mediante nuevas propuestas. El lanzamiento del Plan de Inversión Climática para la Región del Sahel y su programa Regional prioritario completará los proyectos tan vitales como necesarios, ya puestos en marcha.

En este sentido me complace anunciar que el Reino de Marruecos se compromete a hacerse cargo de los estudios de factibilidad para finalizar este plan de inversión en el clima.

Por otra parte, la Comisión podrá contar con el Centro de Competencias para el Cambio  Climático de Marruecos: 4C Marruecos, particularmente en términos de potencialización de capacidades de sus miembros. Establecido en 2014, este centro es un espacio de excelencia nacional y continental para el desarrollo y difusión del conocimiento y las mejores prácticas sobre el cambio climático.

Sahel, el camino de las posibilidades

La juventud africana nos impulsa a abrir el camino de las posibilidades y a registrar nuestro continente en una trayectoria virtuosa y creadora de oportunidades. El futuro de Africa se fundamenta en nuestra capacidad de imaginar nuevas fórmulas de respuestas solidarias, conforme a un compromiso concreto y respetuosos de todos los socios, tanto del sur como del norte.

La región del Sahel, que engloba a todos los países de Africa oriental, central y occidental puede convertirse en un modelo de integración regional avanzada en términos económicos, políticos y humanos. La Comisión del Clima para la Región del Sahel es una de las palancas que le permitirá lograr ese objetivo.

La historia se ha tejido en este espacio y su futuro se jugará aquí. Debemos a las generaciones futuras un compromiso político acompañado de una acción concertada y solidaria para hacer frente a los desafíos climáticos.

Portada: AFP. Interior: World Atlas

DEJA UNA RESPUESTA