Será eterna la idea Juche

38

Existe una doctrina que ejerce una influencia inmensa sobre el desarrollo de la época y que en su forja del destino del hombre no tiene ninguna limitación de tiempo y de espacio: Es la idea Juche.

Ella aclara de manera científica que el hombre ocupa la posición de dueño en el mundo y desempeña un papel determinante en la transformación del mundo, y sobre esta base, esclarece a las masas populares, sujeto de la historia, el camino de forjar su destino por propia cuenta.

Fue creada por el Presidente Kim Il Sung (1912-1994) a mediados de los años de 1920 en que Corea estaba bajo la ocupación militar (1905-1945) de Japón y con sus diez y tantos de años él emprendió el camino de la lucha en aras del país y el pueblo.

Meditando el camino a seguir por la revolución coreana, creó la idea Juche y la aplicó en todo su proceso. Bajo la bandera de la idea Juche, el pueblo coreano emergió de esclavo colonial en dueño de un Estado soberano y construyó un Estado socialista política, económica y militarmente independiente.

Gracias a Kim Jong Il (1942-2011), Presidente del Comité de Defensa Nacional, quien compendió, sistematizó y profundizó la idea Juche, esta se convirtió en el ideal rector de la revolución coreana y la causa de la independencia en el mundo.

Su tesis publicada en marzo de 1982 y titulada Sobre la idea Juche, lleva un contenido realmente inmenso y profundo. Aprecia de forma global la historia de la humanidad, hace un balance de su legado ideológico, da una definición de la tendencia principal de la época, verifica el camino más correcto para allanar el destino del hombre, establece un concepto de vida científico y aclara un modo político revolucionario. Abarca tanto el pasado como el presente y el futuro y expone con lujo de detalles desde los principios esenciales de la vida humana hasta las directrices de todos los dominios de la sociedad como la ideología, la política, la defensa, la economía y la cultura.

Apenas se publicó, tuvo una gran repercusión en todo el mundo. Al menos de un año de su publicación, fue insertada en diez millones ejemplares en más de 90 países y fue editada en folleto en más de 140 países.

Personalidades destacadas de muchos países la calificaron como Nuevo manifiesto comunista de la década 80 del siglo XX y Manual de filosofía que por primera vez responde correctamente al problema de la emancipación de la humanidad.

Un profesor francés dijo: Una vez Lenin elogió el Manifiesto comunista de Marx y Engels como oda de las odas al comunismo. Si reproducimos su expresión, Sobre la idea Juche de Kim Jong Il es la oda de las odas a la causa genuina del hombre, a la dignidad y el valor de las personas y al ideal verdadero y prosperidad infinita de la humanidad.

Numerosas personalidades de países capitalistas que tenían como credo la filosofía burguesa fueron atraídas por la idea Juche, convirtiéndose en sus simpatizantes. Uno de ellos fue el japonés Inoue Shuhachi, presidente del consejo del Instituto Internacional de la Idea Juche, quien divulgó ampliamente esta doctrina y la realidad coreana.

Ante la crítica de algunas personas de que él estudiaba solamente a Corea y no prestaba la menor atención a Japón, decía que eran ellas quienes no pensaban en Japón ni en su destino, que Juche no era una idea nacional restringida solamente a Corea, que era una idea que cualquier hombre, sea quien fuera, debía aprender y que aunque nació en Corea era una doctrina de la humanidad y del mundo.

El francés Pierre Boudot, miembro del consejo del Instituto Internacional de la Idea Juche, escribió en una carta dirigida a sus colegas:

Les pido de todo corazón a mis colegas: aún tienen tiempo, pues si con la conciencia de estudiosos e intelectuales desean aprender la verdad, abandonen la soberbia europea y el prejuicio acerca de Asia y viajen a Corea para aprender la idea Juche…

De facto, en aquel tiempo la sociedad internacional dirigía su mirada de admiración y envidia a Corea, país que resolvía todos los problemas conforme a la exigencia de la idea Juche y a su propia situación y apoyándose en sus propias fuerzas y que asumía la independencia como su propia vida.

En las postrimerías del siglo pasado cuando la causa del socialismo sufría reveses y crisis a escala mundial, la Corea socialista también tuvo que enfrentar una gran prueba. A raíz del desmoronamiento del socialismo en varios países, las fuerzas hostiles declararon imprudentemente el “fin del socialismo” en el planeta y dirigieron su flecha de ataque a Corea, país que enarbolaba invariablemente la bandera socialista. El pueblo coreano tuvo que realizar la inaudita Marcha Penosa, para defender el socialismo.

En este enfrentamiento ensangrentado, se fue a pique el intento de aquellos de destruir el baluarte socialista. Gracias a la política Songun de Kim Jong Il, se consolidó considerablemente la capacidad defensiva del pueblo coreano. Se defendió el socialismo coreano y se preservaron la paz y seguridad en la península coreana y el mundo.

Es consabido que en aquel entonces hubo vacilaciones ideológicas y confusiones entre aquellos que aspiraban al socialismo.

Fue Kim Jong Il quien con sus enérgicas actividades ideológicas y teóricas le dio a la humanidad progresista la fe en la victoria de la causa socialista.

Publicó una tras otra las obras como Lecciones históricas de la construcción socialista y la línea general de nuestro Partido, La difamación del socialismo no será tolerada y El socialismo es ciencia, las cuales iluminaron cual faro y orientaron cual brújula a los que divagaban sin una fe firme y propinaron golpes contundentes a toda injusticia y sofisma que confundían el planeta.

Con la llegada de la nueva centuria, la idea Juche va atrayendo a más adeptos y cobrando mayor vitalidad y acrecientan cada día más la atención y la simpatía de la humanidad.

Hoy por hoy ella se convierte en una doctrina que se estudia, se divulga y se transmite más a escala mundial. Se vigorizan las actividades de los adeptos de esta idea integrados en un sistema ordenado con el Instituto Internacional de la Idea Juche como su centro y los grupos de estudio de la Idea Juche por continentes y países.

Con motivo del centenario del nacimiento del Presidente     Kim Il Sung (15 de abril de 1912), en 2012 tuvo lugar en Pyongyang, capital de la RPD de Corea donde se creó la idea Juche, el Congreso Mundial de la Idea Juche.

En este año en que se celebran los aniversarios 110 y 80 del nacimiento de Kim Il Sung y de Kim Jong Il, respectivamente, también tendrán lugar los seminarios sobre la idea Juche a nivel mundial e internacional.

Una idea que ilumina el camino a la humanidad siempre atrapa los corazones. Junto con el avance victorioso de la causa de la independencia en el mundo, la idea Juche perdurará siglo tras siglo.

DEJA UNA RESPUESTA